Compartir piso

José y Meri

By enero 8, 2015 No Comments

Hoy os traemos una historia de uno de nuestros primeros stukers, José y Meritxell. Nos los encontramos de pura casualidad en The South Summit (venían con un proyecto muy interesante, muy recomendable echarle un ojo).
El caso es que hemos conseguido sobornarlos con un poco de alcohol para que nos contaran que tal fue su experiencia buscando piso. Enjoy!

“Los mayores temores que tienes cuando estás buscando piso para compartir son: ¿qué tal será la convivencia con el resto de compañeros? ¿Tendrán muchas manías? ¿Y si fuman? ¿Serán ordenados? Y vamos a adoptar un gato… ¿querrán animales en el piso?

Con estas dudas y otras más nos presentábamos hace poco más de un mes Meri y yo, mirando la pantalla del ordenador y las tropecientas pestañas del navegador con pisos de todo tipo.

Por casualidad, ella encontró un artículo que hablaba de diversas startups y en él estaba mencionado Stukers. Nos apuntamos, pero con miedo por ver qué tipo de gente íbamos a encontrar. La primera toma de contacto con la red social fue de lo más sencilla: rellenar una breve descripción, señalar tres aficiones y mover unas barritas a un lado y al otro para indicar tus intereses. Y listo. En quince minutos ya estábamos cotilleando perfiles.

Nuestra búsqueda se alargó dos semanas, enviando mensajes y esperando respuestas. Algunas de las personas con las que contactábamos ya habían encontrado piso o no se adecuaban del todo a nuestro perfil. Y cuando ya no teníamos esperanzas, recibimos dos mensajes el mismo día. Un chico que buscaba piso porque se venía de Séneca a Barcelona y otra chica que se mudaba de piso.

En menos de una semana nos conocimos en persona y al día siguiente ya estábamos todos viviendo juntos. ¿Y cómo son estos compañeros? No podíamos coincidir más en gustos y aficiones. Estamos muy a gusto en el piso. Risas todo el tiempo, un buen rollo increíble… Vamos, que fue un completo acierto entrar en Stukers.”

happy_flatmates

Jose, Meri, os queremos. No sabemos si algún día conseguiremos ganarnos el pan con esto, pero estas historias te mantienen con las ganas. Ánimo con vuestro proyecto!

Leave a Reply