Compartir piso

La Biblia del Alquiler: 42 claves para no liarla buscando piso

By mayo 27, 2015 No Comments

Esto es la guerra. Los pisos son limitados, los buenos escasos, y los que a mayores están bien localizados y en un contexto adecuado, se cuentan con las manos. Hay que estar alerta a las señales, preparado para posibles contingencias, pero a la vez mantener una actitud fría para valorar tus opciones y negociar.

Pero bueno, el caso es que has encontrado un potencial posible piso. Parece perfecto, la propietaria es normal, y el vecino de al lado siempre saluda… pero, ¿Y si tu propietario te está haciendo la de Easyjet? (¿calefacción en diciembre? sin problema, a cambio de tu primogénito), los vecinos podrían ser exconvictos, el piso ser inapreciablemente una pesadilla, y demás paranoias.

Aunque no compartas estas sanas preocupaciones, hemos recopilado una lista de puntos básicos a comprobar sobre el piso en cuestión, la legalidad de tu situación, el comportamiento sociológico del barrio y el estado mental de tu propietario. A modo de check list, esperamos salvarte de algún problema gordo:

1. Comprueba que tu teléfono tiene cobertura en el piso.

2. Mira debajo de los muebles, detrás de la nevera/horno, busca restos. Si hay manchas marrones/rojas en las esquinas superiores (techo con paredes), hay chinches. Si hay una línea de polvo blanco en los bordes, pueden ser cucarachas o un tratamiento anti-chinches. El mismo polvo detrás de la nevera o del horno, puede ser ácido bórico para tratar cucarachas. Comprueba que el edificio no tiene un historial de problemas con diversas pestes.

3. Inspecciona los cajones debajo del horno, y los demás de la cocina.

4. Comprueba la presión del agua en frío, en caliente, y cuanto tarda en calentarse, y en la ducha y en la cocina.

5. Trae un cargador de móvil para probar todas las entradas de corriente. Asegúrate de que tienes suficientes entradas en cada habitación.

6. Pregunta a los vecinos qué es lo peor de vivir en el vecindario, la calle o el edificio (quizás hay mucho ruído de noche, o problemas más sutiles que solo te das cuenta una vez vives allí)

7. Pide ver exactamente el piso que vas a alquilar, no uno similar. Si se niegan, desconfía.

8. Comprueba si tienes parking propio, y si tiene coste ¿cuántas visitas puedes tener al mismo tiempo? ¿te llega? En caso de que sea viernes/sábado o haya un evento concreto, ¿hay sitios para aparcar para todos? ¿que pasa si alguien coge tu sitio?

9. Conduce por la zona en hora punta si vas a visitar el sitio en coche.

10. ¿Qué hay cerca? (comida, bares, tiendas, etc)

11. Si estás viendo varios pisos de un mismo propietario, saca fotos de todas y ponles fecha, así, si antes de mudarte alguna tiene daños de los inquilinos anteriores, tienes pruebas para defender tu inocencia al respecto.

12. Investiga tus derechos/obligaciones como inquilino, más allá de lo que firméis en el contrato de alquiler.

13. Asegúrate de que los términos del contrato están completamente claros para ti, saber que vas a pagar, cómo y cuando.

14. Echa un vistazo a los coches aparcados en el vecindario, te puede dar una idea de tus vecinos y que tipo de vida llevan, para ver si encajas en la zona.

15. Llama a un sitio de pizzas y pregunta si entregan a domicilio por la noche. Si no lo hacen, probablemente el sitio no sea muy seguro.

16. Comprueba tus opciones para conseguir una buena conexión a internet.

17. En general, es mejor tratar con un propietario con experiencia que uno sin ella.

18. Hazte una idea del coste general de la calefacción y el aire acondicionado para el piso. Pregunta a los vecinos cuanto les cuesta a ellos para comprobar precios.

19. Busca en Google a tu potencial propietario. Si ha tenido problemas con otra gente con anterioridad, es la manera más sencilla de descubrirlo.

20. Asegúrate de que la vivienda tiene doble ventanal y que están en buen estado (cierran y abren bien) si vas a vivir en un sitio frío, para evitar facturas de calefacción altas.

21. Mira estadísticas sobre el nivel de peligrosidad de la zona ¿Cuantas veces ha sido llamada la policía en los últimos 6 meses?

22. Un piso con lavadora te va a ahorrar bastante dinero. Si no la tiene, mira precios en la lavandería más cercana.

23. Búscate un grupo de gente para alquilar un piso a precio. Stukers es un buen comienzo. MAESTROS DE LA SUTILEZA EN MARKETING. Jaja en serio, asegúrate de que si vives con gente no están trallados de la cabeza, esto puede ser bastante peor que el resto de la lista junta.

24. Comprueba la actividad por la zona a diferentes horas (a las 10pm, a las 2am), sobre todo viernes/sábados. Además, un paseo a las 8 por el barrio también te puede ayudar a hacerte una impresión del sitio.

25. Demasiados ambientadores pueden ser un signo de estar evitando otra cosa, como por ejemplo, humedades.

26. Llena todos los lavabos, tubos de salida, y tira de la cadena de los váteres a la vez. Esto no es una invocación satánica, tu objetivo es comprobar antes de que pase de que todo funciona correctamente.

27. Si te preocupa, pregunta si aceptan convictos en el edificio. Poco probable, pero como mínimo te vale para romper una situación tensa con el propietario.

28. ¿Quién se encarga del mantenimiento del piso? (un manitas, una empresa, el propietario…). Pregunta cómo trabajan y en qué horarios, y cuanto tardan en responder fuera de horario en caso de emergencia. Si es el propietario y se va de vacaciones, ¿a quién llamas si se estropea el calentador?

29. Asegúrate de que el propietario es local, de la zona. Esto va en linea al tema de la experiencia, pero en cuanto al barrior. Además, que viva cerca puede ser buen indicador de que la zona es tranquila.

30. Si quieres echar un vistazo a los vecinos, visita el supermercado más cercano para ver con qué tipo de gente vas a vivir. A mayores, no es mala hacer una visita de noche a la gasolinera más cercana.

31. Comprueba tus responsabilidades como inquilino. Después de mudarte, muchos propietarios te piden que pagues el coste de eliminar una peste, un problema con el baño, etc, asegúrate de que te comprometes a hacer y qué no.

32. Viste bien, pide un descuento. Traje, corbata, y no metas la pata.

33. Si puedes ver cosas por el suelo en el barrio en los portales, (asientos, juguetes, bicis) puede ser un indicador de que no es una zona con muchos robos. O de que tus vecinos son un poco desordenados.

34. Si el agente inmobiliario/propietario promete hacer algo antes de que te mudes, consigue esa promesa por escrito en el contrato, o probablemente no se cumpla.

35. Asegúrate de que el piso tiene sufiente espacio para lo que necesitas guardar ahora y en un futuro.

36. Los pisos en la primera planta suelen ser los que más robos reciben de media.

37. Intenta no vivir en el mismo edificio que tu propietario, a no ser que los demás inquilinos lo avalen/den fe de que es majo o maja.

38. Si hay una asociación de propietarios cerca, investiga cuales son sus normas.

39. Pregunta cual es la postura del propietario respecto a tener mascotas, traer visitas, montar un poco de ruído y fumar.

40. Si necesitas romper el contrato, ¿cuales son las consecuencias?

41. ¿Cuanto tiempo se suele quedar la gente en ese piso? Si es poco, probablemente sea una mala señal.

42. Mira alrededor otras ofertas, para poder comparar si lo que ofrecen es competitivo o no por el espacio que ofrecen.

 

Con esto en mano, la mala suerte va a jugar un papel bastante ridículo en tu búsqueda. Pero nunca se sabe, las posibilidades de error son infinitas ¿Tienes algún consejo extra que te gustaría añadir?

Leave a Reply