Compartir piso

¿Sin coche en tu piso compartido?

By febrero 2, 2015 One Comment

Hoy os traemos una idea para vuestro piso compartido, y es que seguramente muchos de vosotros desde que os habéis mudado a otra ciudad no tengáis coche propio, y lo que es peor, ninguno de vuestros compañeros de piso tiene. A pesar de que en muchas ciudades uno se puede mover bien con transporte público, siempre hay ocasiones en las que viene bien un coche, como por ejemplo para ir algún sitio difícilmente accesible en servicio público, cuando vamos cargados o vamos a hacer grandes compras, o incluso, para pasar un fin de semana fuera de la ciudad.

Para esas contadas ocasiones, lógicamente no es una opción plantearse tener un coche propio, ni necesario, ya que no compensa ni económicamente ni resulta sostenible. Como estaréis imaginando se me está ocurriendo alquilar uno, sí, pero sin embargo no estoy pensando en un alquiler tradicional sino en el carsharing.

¿Qué es el carsharing?

El carsharing  es la mejor alternativa posible al coche privado. El concepto es sencillo, una empresa, cooperativa o comunidad mantiene una flota de coches, haciéndose cargo de su mantenimiento y gestión, y el usuario paga una cuota (fija y/o por horas y/o por kilómetros) por usarlo. De esta forma se optimizan muchos procesos, reduciendo también el impacto medioambiental y recortando los gastos para cada usuario. Una situación en la que todos ganan.

Económicamente nos ahorramos la compra del coche, la plaza de garaje, el seguro, el repostaje y un sinfín de cosas más. De esta forma sólo pagaríamos por uso y al hacerlo así también hacemos un uso más responsable del mismo, cogiéndolo sólo cuando es más necesario.

Prácticamente todos los proveedores de carsharing incluyen en su web una calculadora que nos permite saber cuánto nos costará el trayecto/viaje que tenemos pensado hacer, por lo que resulta sencillo orientarnos al respecto.

Es importante también saber que coches tenemos a disposición según el objetivo del uso que le vayamos a dar, y hoy es bastante amplio en cualquiera de las opciones que podamos encontrar. Encontramos desde eléctricos a furgonetas sin ningún tipo de dificultad.

Alguno se estará preguntado que como puede acceder a esos coches. Pues muy fácil también, sólo hay que reservar el coche deseado en el lugar deseado y acceder con la tarjeta que facilitan las empresas de carsharing. Hacerse con una de ellas es gratuito y para ver en qué puntos hay coches basta con consultar sus webs.

Conclusiones

A pesar de que las conclusiones lógicamente van a depender de la necesidad que tenga cada uno del coche, para mí todo son ventajas. Tengo el coche que quiero según para que uso y momento. No pago seguros, repostajes, revisiones, averías, etc. Así ahorro dinero, quebraderos de cabeza, tengo servicio igualmente y aún por encima más ecológico.

Nosotros en Stukers lo tenemos decidido! Nos apuntamos al carsharing! Y vosotros, qué opináis??

Join the discussion One Comment

Leave a Reply